.::Gioconda Espina::.


.::Gioconda Espina::.

Editorial 28
Junio de 2010

Cuando las circunstancias obligan a hablar del problema palestino-israelí siempre sale a colación un argumento que, por manoseado, no deja de ser válido cada vez: ¿cómo es posible que los judíos en armas  hagan con los palestinos lo que les hicieron a ellos los nazis? ¿No sirvió de nada aquella experiencia? Cuando en Caracas nos preparamos para un festival de cine judío a partir del 4 de junio, de nuevo el argumento  se actualiza en medio de la condena mundial al ataque del ejército israelí a una flotilla por la paz que llevaba todo tipo de suministros  a la población asediada de Gaza. La operación dejó 490 detenidos y 9 muertos que iban en el barco que encabeza la “operación”: el Marvi Marmara. Dice Teodoro Petkoff que Bibi Netanyahu debería renunciar después de semejante pifia, por lo pronto Bibi tuvo que suspender una cita con Obama y ponerse al frente de la liberación de los detenidos, muchos de ellos extranjeros, incluidos estadounidenses; Turquía congeló relaciones con Israel, Egipto abrió las fronteras y Jordania tramita la salida de 124 activistas musulmanes de Israel.  
Esto de no recordar la experiencia propia y confiar en que nadie más la recuerde es algo de todos los días, en nuestra vida personal y en la colectiva nacional. Pongo por ejemplo al PPT, once años callados ante el  gobierno de Chávez y sólo cuando Henri Falcón (ex PSUV, gobernador actual de Lara) les pide inscribirse en el
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: